¿Cómo limpiar correctamente las ventanas termopanel?

Las ventanas termopanel son una opción muy popular entre los propietarios de viviendas debido a su aislación térmica y acústica, además de la seguridad ante impactos de personas u objetos. Sin embargo, ¿qué se debe hacer cuando necesitas limpiarlos?

No te enredes. La limpieza de ventanas de doble panel es bastante fácil de hacer, siempre que no comiences a desmontarla para limpiar una mancha en el «interior». De hecho, una de las ventajas de rediseñar tu hogar con ventanas termopanel es que, gracias a su diseño de doble vidrio hermético, la temperatura del vidrio interior es equivalente a de la habitación, por lo que se reduce el efecto de empañamiento. Asimismo, disminuye el riesgo de condensación que puede generar moho.

Por lo mismo, todo lo que tienes que hacer es la limpieza externa de tus ventanas para que perduren en el tiempo y se vean bien todos los días.

¿Por qué preocuparse de una limpieza periódica?

Las impurezas y manchas se forman en la superficie de las ventanas termopanel a causa de diferentes factores externos e internos. Por ejemplo, cuando la ventilación en las habitaciones es deficiente, suelen aparecer dos enemigos de los cristales: la humedad y el calor excesivo crean suciedad.

Otras actividades comunes en el hogar que pueden incidir son cocinar, ducharse y regar las plantas. Si fumas cigarrillos, también contribuyes en la contaminación del aire que afecta a tus ventanas. A la lista se suma la polución generada por el polvo y el consumo de combustibles fósiles; esto último es una práctica muy común en los hogares del sur de Chile.

En definitiva, como las ventanas lideran el ránking de los espacios del hogar más expuestos al medio ambiente, es fundamental mantenerlas en buen estado. Así también puedes ahorrar dinero en el largo plazo y evitas sustituir perfiles y otros accesorios.

¿Cuándo realizar la limpieza?

El día está brillante y soleado, y pese a que las cortinas se encuentran abiertas, la luz del sol parece tenue. Si no te das cuenta, puede ser el momento de limpiar los espejos de tus anteojos. Si te percataste de inmediato, es la señal indicada para darle un baño a las ventanas termopanel.

En caso de que estés viviendo un invierno largo y duro o un verano bien seco, las ventanas se convierten en imanes para el polvo y la suciedad. Si tus ventanas son de doble o incluso triple panel, no importa. Llegó la hora de hacer una limpieza regular e intensiva para que el brillo del sol penetre hacia el interior.

El método casero


El vinagre
es un producto que está en la mayoría de los hogares y 9 de cada 10 ensaladas lo recomiendan. Debido a su composición, es un ingrediente efectivo para eliminar toda la suciedad acumulada, aportando brillo y transparencia.

Para lograr resultados óptimos debes mezclar medio litro de vinagre con cinco litros de agua. Por supuesto, esta cantidad dependerá de la cantidad de vidrios que tengas que limpiar, pero es importante utilizar toda la solución. Una vez utilizada esta mezcla, podrás enjuagar solamente con agua.

Evita químicos agresivos

El uso de acetona, cloruro de metileno y diluyentes químicos es una práctica habitual en los hogares chilenos. En lo posible, evita la elección de estos ingredientes que causan desgastes en la superficie de tus ventanas termopanel. Afortunadamente, las personas cada vez toman más conciencia del riesgo que generan al contacto con la piel, fosas nasales u ojos, además del daño que pueden provocar en mascotas y el medio ambiente.

Uso de paños

Cuando hablamos de que la limpieza de las ventanas debe ser periódica, no nos referimos a la utilización del diario del domingo. En lugar de sacrificar ese sudoku, opta por un paño bien limpio para barrer con la suciedad interna y externa de tus ventanas termopanel. La limpieza no sólo debe hacerse con un paño seco, sino que también debe usarse un paño húmedo. Cuchillos y objetos cortopunzantes no están invitados para quitar las manchas superficiales.

Prefiere limpiadores ecológicos

En esta línea es recomendable adquirir productos de limpieza amigables con el planeta, lo que no es muy difícil de conseguir si consideramos que el mercado ofrece cada vez más alternativas. Generalmente se trata de soluciones con ingredientes naturales a base de plantas y productos botánicos esenciales que son más seguros para ti y tu familia. La ventaja es que no son fórmulas tóxicas, ya que su composición es libre de amoniacos, sulfatos y perfumes artificiales. Entre los ingredientes ecológicos más comunes se encuentran el vinagre, jabón y solubilizante de origen vegetal, y aceites esenciales de limón y menta.

Deja un comentario

¿Tienes en mente algún proyecto por hacer realidad en tu casa, departamento u oficina?